Entrevistas

6 DE ABRIL DE 2021 | PÉTALOS PARA UN TERAPEUTA

“Los diagnósticos en la infancia obturan la potencia singular de su devenir”

Entrevistamos a Liliana Kaufman quien relata un fragmento del fin de tratamiento con un niño con un presunto diagnóstico de autismo y todo el proceso que transformó tanto al niño como a ella como terapeuta.

Por Lic. Prof. Carolina Duek
Enviar por mailImprimir

Después de seis años de encuentros en el espacio terapéutico, en el último día de tratamiento de Martín, un niño diagnosticado con condiciones del espectro autista dibujó una flor con seis pétalos y luego escribió seis palabras: oscuridad, agua, viento, fuego, tierra, luz. Liliana Kaufmann, su terapeuta, realizó una lectura de ese dibujo y decidió escribir un libro que tituló "Encuentros con un niño ¿autista? Seis pétalos para una terapeuta" el cual narra la exploración del camino recorrido junto a Martín.

-¿Cómo fue el momento en que el paciente, Martín, realizó el dibujo de la flor?
-Era la última sesión de Martín conmigo como terapeuta después de seis años de tratamiento. Se mudaba de ciudad junto a su familia y durante el último tiempo habíamos estado trabajando sobre las separaciones y los nuevos horizontes futuros. Lo había conocido a los dos años y medio de edad; los padres en ese momento me consultaron luego de haber recibido un presunto diagnóstico de autismo.
Luego de haber estado jugando y conversando, a modo de despedida le pido que dibuje a su manera que sintió, pensó, vivió a lo largo de los encuentros que compartimos en el consultorio. Cuando escuchó mi pedido noté que su primera reacción fue de desconcierto, de todos modos, tomó el lápiz y muy decidido trazó algo parecido a una flor de seis pétalos, y dentro de cada pétalo trazó pequeñas figuras semejantes al trazado de los símbolos.

-¿Podría comentarnos sobre cómo fue que le puso nombre a los pétalos y la interpretación posterior que Ud. propone?
-El dibujo que realizó me asombró y tomó desprevenida. Pensé en qué significaría esa flor como regalo. Entonces le sugiero que me cuente de qué se trata el dibujo. Así fue que muy decididamente toma nuevamente el lápiz y escribe al lado de cada pétalo una palabra: la primera, oscuridad, luego agua, fuego, viento, tierra y luz.
Esas palabras a simple vista me recuerdan los elementos de la naturaleza, aquellas que para los filósofos constituía el principio y fin de todas las cosas. Sin embargo, presumía que sólo podía revelar su sentido y significado a partir de explorar lo que fue sucediendo durante nuestros encuentros, en el espacio clínicos del tratamiento. Sabía que durante esa exploración no quería quedarme atada al arquetipo del niño autista que proponen los enfoques actuales sobre el tema.
Para que se entienda mejor la interpretación posterior que hago del dibujo, vale la pena aclarar que el encuadre de nuestros encuentros terapéuticos estaba planteado desde una perspectiva relacional/intersubjetivo, lo que incluye la idea de que el terapeuta no es neutral o inmune a lo que va sucediendo. Así, a partir de tejer un entramado con hebras la singular historia de Martín conjuntamente con las de mis propias vivencias como terapeuta, comencé a dar voz y pensamiento a las transformaciones del niño durante el devenir terapéutico.
En este contexto, entiendo que las palabras que el niño eligió para escribir al lado de cada pétalo son las estaciones que fue atravesando para liberarse de sus propias ataduras subjetivas y poder encontrarse con su propia niñez, fuera ya del arquetipo del niño autista que todos conocemos.

-En el libro hay una narrativa personal en juego. A ud. como profesional, ¿qué le fue ocurriendo a lo largo del tratamiento?
-Lo que fue sucediendo en el devenir de los encuentros clínicos despertaron en mi resonancias afectivas que movilizaron recuerdos de mi propia infancia. Así fue que posteriormente, y a partir de la lectura que realicé del dibujo de Martín, pude procesar imágenes y recuerdos que permanecían dormidos de mis historias y construir una nueva novela familiar.

-¿Qué lugar tienen los diagnósticos en el tratamiento con niños?
-En la actualidad, con mucha frecuencia los diagnósticos brindados con cierta fijeza, operan como sentencias o etiquetas que se adhieren a la piel de los pequeños obturando la potencia singular de su devenir. Esto sucede porque algunos padres por el dolor y la incertidumbre luego de la información que reciben, comienzan a descifrar las emociones y pensamientos del hijo de acuerdo a lo que se espera de él por tener tal o cual etiqueta diagnóstica. Así, transforman al niño en un arquetipo y lo alejan de experimentar su propia niñez.


Liliana Kaufmann es doctora en Psicología, licenciada en Psicopedagogía y Fonoaudióloga. Es presidenta de la Fundación “Juanita B.”, que trabaja por la inclusión de las personas con autismo, y es además directora de R.Ed.Es, área de capacitación a distancia de la mencionada fundación. Desarrolla tareas de consultoría, asesoramiento y supervisión individual e institucional a nivel nacional e internacional. Cuenta con una extensa trayectoria en el trabajo clínico con niños y familias. Es especialista en niños con condiciones del espectro autista y otras problemáticas del desarrollo infantil. Ha escrito numerosos trabajos en su especialidad en revistas nacionales y extranjeras y libros en colaboración. Es autora del libro Soledades. Las raíces intersubjetivas del autismo (2010).

Videos
Encuentro con Beatriz Janin realizado en el marco de "Infancias, juventudes y salud mental. Reflexiones en tiempo de pandemia y más allá."
Tapas y contratapas
Trayecto y memoria. Andanzas de una psicóloga del siglo XX
2.3.2021  /  Historia de la psicología
Trayecto y memoria. Andanzas de una psicóloga del siglo XX
Pensar el psicoanálisis
4.12.2020  /  Diálogos entre autores
Pensar el psicoanálisis
Mamá desobediente
2.11.2020  /  Maternidad y feminismo
Mamá desobediente
¡Araca Lacan! (Diálogos)
16.10.2020  /  Poesía y psicoanálisis
¡Araca Lacan! (Diálogos)