Entrevista: Psicoanálisis y el hospital

21 DE ABRIL DE 2008 | ¿PSICOANÁLISIS Y MEDICINA?

Entrevista temática: La interconsulta

¿Un analista en territorio médico? Roberto Neuburger, Médico Psicoanalista del Hospital General de Agudos "Dr. Ignacio Pirovano" comenta las incidencias alrededor de los pedidos de interconsulta, un espacio complejo y cotidiano dentro del hospital.

-¿Cuáles son, a su parecer, las problemáticas que surgen alrededor de la interconsulta?

-Desde el número 6 de la revista “Psicoanálisis y el Hospital” he tenido oportunidad de escribir pequeñas notas correspondientes a la temática de cada ejemplar, siempre consideradas a partir del prisma de la Interconsulta. La posible conclusión es que los problemas que en dicha práctica se ponen en juego son sumamente variados... desde la amplitud del “espectro” psicopatológico hasta los matices de todo desfiladero subjetivo. Puede agregarse, además, que la red institucional que les da su contexto forma parte también de aquélla, lo que puede dar una idea del panorama complejo que presenta.

-¿Cómo es el abordaje de la interconsulta en el Hospital General de Agudos, "Dr.Ignacio Pirovano"?
-Luego de la desaparición del equipo de seis profesionales que tuve oportunidad de coordinar hacia 1994 se ha vuelto un tanto caótico, ya que no existe una actividad organizada, sino que la misma queda librada a las transferencias de trabajo que se establecen entre los médicos de las diferentes salas y los “psi” que el Servicio de Psicopatología proporciona.

-El hecho de que transcurra en un hospital general que implicancias tiene?
-Es la única posibilidad de realizar la interconsulta, ya que la misma no es factible en un hospital monovalente (psiquiátrico).

-Si bien en su artículo en el Nº 31 de la Revista (¿Terapéutica en la interconsulta hospitalaria?) plantea que responder sobre la eficacia terapéutica de la interconsulta es un callejón sin salida, se expone en caso en el cual el paciente logra tranquilizarse y operarse luego de una intervención psi surgida a partir de un pedido de interconsulta. ¿Qué hay de terapéutico en el espacio de la interconsulta?
-El texto completa el interrogante agregando “a menos que se enuncie un esbozo de respuesta sobre la base de una delimitación del término en la práctica analítica en tanto tal”. Vale decir, no cabe esperar una “terapéutica” en sentido amplio y/o ambicioso, sino sencillamente la remoción de un obstáculo en el desempeño médico. Que haya efectos de “by-product” terapéuticos es, sin embargo, una eventualidad frecuente y el caso comentado no es sino un ejemplo (pero ¿no se ha dicho alguna vez que la cura en un psicoanálisis se da “por añadidura”?). Proporcionar un sitio de escucha donde se espera apenas una indicación psicofarmacológica (muchas veces absolutamente innecesaria) determina una diferencia esencial.

- ¿Cómo es el trabajo con los médicos?
-La secuencia clásica indica, como inicio, el encuentro con el médico que formuló el pedido de interconsulta. Poder escucharlo y no intervenir de modo apresurado o intempestivo, localizar el obstáculo sin necesidad de mencionarlo y diferir la intervención hasta el momento en que pueda tener eficacia son principios que, si acaso no envuelven un análisis, proceden indefectiblemente de la experiencia analítica.

- ¿El pedido, implica ya un cambio de posición?
-No para todos. No sólo depende del caso en cuestión, sino del médico y su subjetividad, que puede haber sido conmovida por aquél, o bien permanecer incólumne, lo que no le impide reconocer que no se trata de “su” terreno y enunciar el pedido.

- Cuál es la especificidad de la interconsulta, a diferencia de otros espacios (médicos, analíticos, hospitalarios)?
-La cuestión del “espacio” debe tomarse a la letra: la interconsulta no tiene un lugar específico como el consultorio externo situado en el Servicio de Psicopatología, sino que suele realizarse en la cama del paciente internado (además de las etapas junto al médico, que se desarrollan donde éste se encuentra). Es además, como se ha señalado con frecuencia, el punto de articulación entre el mencionado Servicio y el resto del Hospital.

-¿Cuál sería el "objeto de intervención" en la interconsulta?
-La subjetividad cuando entorpece el desenvolvimiento del acto médico. Una vez que éste puede desempeñarse sin dicho impedimento, la interconsulta finaliza. No así en cuanto a la actividad del analista, que puede continuar si la transferencia lo requiere y la disponibilidad de aquél lo permite, pero se trata ya de circunstancias independientes, más allá de la interconsulta en tanto tal.

Trabajos publicados:

  • «Un caso de masoquismo con prácticas de automutilación» (Nº6, pp. 90/94)
  • «Formación del equipo de interconsulta en el hospital» (Nº7, pp. 92/98)
  • «Transferencia e interconsulta» (Nº8, pp. 98/105)
  • «Los psiquiatras y el psicoanálisis» (Nº9, pp. 8/13)
  • «Psicosis e interconsulta» (Nº11, pp. 11/17)
  • «La ética en las instituciones. Doce pequeñas piezas» (Nº12, pp. 21/18)
  • «Una unidad sanitaria móvil: imágenes rápidas de la tarea de un psicoanalista» (Nº13, pp. 21/24)
  • «La intersección psicoanálisis – medicina. Pequeña (pre)historia de la interconsulta psicoanalítica.
    1ª parte» (Nº 14, pp. 38/46)
  • «De este lado del océano. Pequeña historia de la interconsulta (2ª parte)» (Nº 15, pp. 138/150)
  • «El fármaco como objeto objetable» (Nº16, pp.23/28)
  • «El desamparo del sujeto...y del profesional en la Institución» (Nº17, pp. 76/80)
  • «El espacio y las palabras para el cuerpo en la Interconsulta» (Nº18, pp.170/173)
  • «Asociaciones ilícitas» (Nº19, pp.82/87)
  • «La muerte en vida, y el "fenómeno psicosomático"» (Nº20, pp. 189/192)
  • «La institución como obstáculo» (Nº21, pp.16/20)
  • «El amor médico» (Nº22, pp. 34/37)
  • «Contra la disolución» (Nº23, pp.85/88)
  • «Anorexias y bulimias (y feudos institucionales» (Nº24, pp. 142/149)
  • «Infancia amenazada: un ensayo antisociológico» (Nº25, pp. 77/81)
  • «Hierón el tirano: el lugar del psicoanálisis frente a la política» (Nº26, pp. 53/57)
  • «¡Adictos!» (Nº27, pp. 32/36)
  • «El hospital es un sueño eterno...» (Nº28, pp. 39/43)
  • «La perversión en la clínica de la interconsulta» (Nº 29, pp. 169/176)
  • «La filiación del síntoma» (Nº 30, pp. 96-100)
  • «¿Terapéutica en la interconsulta hospitalaria?» (Nº 31, pp. 85/89)

    Roberto P.Neuburger Médico Psicoanalista Hospital General de Agudos "Dr. Ignacio Pirovano". Ex-Residente en Psicopatología, Policlínico "Evita", Lanús, Prov. de Buenos Aires. Ex-miembro de la Escuela Freudiana de Buenos Aires. Miembro de la Asociación de Profesionales del Hospital "Dr.Ignacio Pirovano", Buenos Aires.

    Más información:
    Psicoanalisis y el Hospital